Saltar al contenido
Copa Menstrual

¿Qué es la copa menstrual o vaginal?

¿Qué es la COPA MENSTRUAL o VAGINAL?

¿Qué es lo que utilizas en esos días? ¿En aquellos días en los que el cuerpo femenino sufre mes con mes?

Todas conocemos los tampones y las compresas. Incluso tal vez conozcas distintos nombres: panti protectores, toallas sanitarias, toallas higiénicas. Las palabras anteriores se utilizan para designar lo mismo: un gran aliado en los días más complicados del mes.

Pero, hay una alternativa que resulta no solamente más limpia sino también más sencilla y ecológica. Estamos hablando de la copa menstrual, también llamada copa vaginal.

A nivel general debes saber que la copa menstrual ofrece un nivel de limpieza superior, representa un gasto mucho menor, sin mencionar que es una manera prácticamente personalizada de cuidar tu cuerpo en esos días.

En este artículo hablaremos de ellas, y de los grandes beneficios que puede traer a ti y a tu cuerpo.

💡 ¿De dónde surge la copa menstrual?

Todo tiene un orígen y la copa menstrual no iba a ser menos. Aunque algunos podrán pensar que la copa menstrual es un invento reciente, existe desde 1867. Tal vez eran un elemento muy burdo, pero el principio era el mismo.

Debido a diversas razones, hubo otros artículos que recibieron más atención en aquellas épocas. Pero, hubo alguien que se atrevió a intentar algo distinto y hacerlo oficial.

El personaje al que más le debemos agradecer es a Leona W. Chalmers. Ella presentó este invento y consiguió la patente. En este entonces, estaba fabricada de caucho vulcanizado. Su popularidad fue grande, pero dejó de fabricarse décadas después.

¿Por qué? En ese tiempo, el material con el que se fabricaba (látex) la convertía en un artículo no rentable. Sin mencionar que, aunque era popular no era exitosa. Resultaba muy incómoda y pesada.

Poco a poco, el diseño y material con qué se fabricaba fue teniendo cambios. En el 2000, fue cuando existe la copa menstrual actual, hecha con silicona. Es un material ligero, hermético. Permite que la copa realice un vacío dentro de tu vagina. De esta manera, es imposible que nada salga.

Realmente se ha podido confirmar que reduce en gran medida posibles infecciones en esta zona. Sin duda es un elemento que tiene todo lo que tus partes íntimas necesitan.

📖 ¿Cómo funciona?

Te explicaremos paso a paso cómo es que puedes usar tu copa menstrual.

1️⃣ Antes de comenzar a utilizarla, recuerda lavar bien tus manos ya que estarás manipulando la copa en una de las zonas más importantes de tu cuerpo.

2️⃣ Primero, deberás doblar a manera de flor o de pequeño taquito tu copa.

3️⃣ Posteriormente, insertarla dentro de tu vagina. Realiza esto con cuidado, y no temas ser lastimada. Puedes realizar este paso de manera similar a cómo insertar un tampón.

4️⃣ Asegúrate de que la copa este completamente dentro. El tallo también. Si te parece complicado el paso anterior, una vez que una parte esté dentro, empuja suavemente con los dedos.

A partir de ahora, la copa vaginal será el depósito de tu fluido menstrual. Se acoplará a tu cuerpo, y te sentirás cómoda con ella poco a poco.

Debe vaciarse al menos cada doce horas. Sólo necesitas tirar de la parte inferior (tallo o rabo). Después, desecha y vacía todo el contenido por el inodoro. Posteriormente deberás lavarla con agua y jabón neutro. Cuando hayas terminado, la puedes volver a insertar.

Puede que tengas dificultades para acostumbrarse en los primeros días, pero poco a poco podrás realizar todas tus actividades con ella. Incluso nadar, correr, hacer ejercicio y cualquier otra cosa que tu necesites. Es una gran opción para todas las mujeres, sin importar rutina, clase social ni edad.

Si la comparamos con otros métodos como los tampones, realmente resulta mucho más cómoda. Esto se debe a que la copa toma y se adapta a la forma de tu cuerpo. Las características del material permiten que una misma copa se amolde al cuerpo de cada mujer por muy diferente que sea.

Este método es muy sencillo. Además, nos evita el constantemente comprar compresas o tampones. Es un ahorro constante cada vez que la utilizas y a la misma vez estarás contribuyendo también al cuidado del medio ambiente.

💡 Si pasas mucho tiempo fuera de casa, puedes tener dos. De esta forma, al retirar una la puedes guardar, y colocar la otra. Y una vez que llegues a casa puedes lavar las dos. Aunque claro, esto dependerá de tu rutina diaria.

📅 Día con día, se convierte en tu mejor aliada

Actualmente, podemos ver cómo este nuevo utensilio realmente revoluciona la vida de muchísimas mujeres. Existen lugares como Canadá y Sudamérica donde su uso es más común que el uso de tampones o de compresas.

Y aunque su manera de colocarse es similar a la del tampón, el funcionamiento es muy distinto. En donde el tampón parece absorber el fluido y contenerlo, la copa vaginal lo contiene y mantiene seguro durante un largo período de tiempo.

En los días que vivimos, con mujeres en constante movimiento y cambio, es justo lo que necesitamos; ¿Cuántas veces te ha sucedido que tienes que cambiar tu compresa a mitad de una pesada jornada de trabajo? o ¿cuántas veces sientes que el tampón se ha movido durante tu jornada laboral? Estoy segura de que muchas.

La información y contenido en la actualidad al respecto de la copa menstrual es escasa o nula. Pero, es en redes sociales y el viejo método de contarle a una amiga que se ha ido popularizando. Incluso hay profesionales de la salud que no conocen a fondo sobre el tema.

Además, su material no ocasiona alergias ni tampoco resulta de ninguna manera tóxico. Todas las investigaciones realizadas al respecto de posibles efectos secundarios negativos, han arrojado que es un método sumamente seguro.

Además no hay que olvidar su coste y el ahorro que supondrá para tu bolsillo a largo plazo, la facilidad con la que es posible usarla y su reducción de enfermedades la hacen cada vez más popular.