Saltar al contenido
Copa Menstrual

¿Cómo colocar la copa menstrual?

Como colocar la Copa Menstrual

¿Ya has probado las copas menstruales? Sin duda es una manera de controlar el fluido menstrual durante ‘esos días’. A diferencia de los tampones y las compresas, logra contener el líquido durante largos períodos de tiempo y además, es reutilizable.

Sigue leyendo y sabrás exactamente cómo colocarla. Además, conocerás paso por paso trucos y recomendaciones adicionales que te permitirán acostumbrarte más rápido a ella.

¿Cómo colocar la copa menstrual correctamente?

Lo primero que debes tener en cuenta, es haber comprado una talla adecuada de copa menstrual. Es muy importante dar con la talla correcta para evitar pérdidas en caso de que te quede grande o molestia continua si te queda pequeña.

No disponible.

Posteriormente lávate las manos. ya que es esencial mantener la higiene en todo momento. Estás tratando con una de las partes más íntimas y vulnerables del cuerpo.

Una vez que has hecho lo anterior, debes tomar tu copa y asegurarte de que esté limpia. A pesar de que sea nueva, una inspección general te puede ayudar a identificar imperfecciones o incluso manchas.

Colócate en una posición que te permita abrir tu vagina, de manera cómoda y libre. Es un músculo, que si está tenso no permitirá que nada entre. Recuerda relajarte antes de continuar con el siguiente paso.

Después, dóblala a manera de tulipán o de taco. Realiza lo anterior con cuidado. Empieza a introducirla en tu vagina, y asegúrate de que toda la copa esté dentro. Este paso puede resultar complicado, y en el apartado de trucos hablaremos más al respecto.

Una vez que esté completamente dentro, sentirás como la copa se amolda perfectamente a tu interior. A partir de ahora, todos los fluidos entrarán dentro de esta y nada podrá escapar.

Podrás realizar todas tus actividades comunes, desde correr, hacer ejercicio, hasta cosas más complejas como nadar, o escalar.

Trucos y consejos para poner bien la copa vaginal

Colocar la copa puede resultar complicado las primeras ocasiones, pero una vez pilles el truco, se irá volviendo más sencillo.

El proceso es muy similar al de colocar un tampón. Pero, hay algunos pequeños trucos que puedes intentar. El paso ‘más complicado’ puede resultar el de insertar la copa. Y hay distintas maneras de hacerlo. Las más sencillas son:

◼️ Pliegue en forma de C: consiste en doblar la copa, más o menos a la mitad.

◼️ Pliegue en forma de V: para este, toma el borde delantero y empújalo hacia abajo. Sujeta bien la copa y después inserta poco a poco el tallo, siguiendo con el resto del artefacto.

◼️ Modo Tampón: como su nombre lo indica, se dobla hasta que queda de una forma fina similar a un tampón. Esto no es posible con todas las marcas, pero para esto te recomendamos la Lily Cup.

Otro truco es que cuando una parte de la copa esté colocada dentro de tu vagina, poco a poco la empujes con los dedos. De esta forma, te aseguras de que la copa vaginal esté colocada de manera segura y no habrá accidentes.

Otra opción es optar por un aplicador. Es una herramienta muy económica y que te durará para siempre y te ayudará y agilizará en gran medida el proceso de colocación de la copa menstrual.

No disponible.

Evitar accidentes

Una vez que la colocas, debes asegurarte de que toda la copa está dentro de tu vagina.  La copa menstrual crea un vacío dentro de ti. Dicho vacío permite que ningún líquido escape así evitarás posibles manchas, accidentes, pérdida o fugas.

La única manera de que alguna de las cosas anteriormente mencionadas ocurra es, si no se encuentra bien colocada. Por tanto, ten mucho cuidado y recuerda que siempre puedes empujar la copa vaginal con tus dedos para asegurarte de que todo está dentro.

Esperamos que este artículo te haya resultado de utilidad. Las campañas de publicidad son muy pocas, pero es un método mucho más económico y seguro que cualquier otro.

Olvídate de las compresas, de los tampones. La copa menstrual es lo único que necesitarás por el resto de tu vida. Es una inversión no solamente económica, sino también en lo que a tu salud respecta.