Saltar al contenido
Copa Menstrual

Problemas con la copa menstrual

Problemas con la copa menstrual

Seguramente ya has escuchado hablar de la famosa copa vaginal o copa menstrual, se trata de una de las herramientas femeninas para ayudar a las incomodidades de la salida de sangre durante nuestro periodo.

La copa vaginal es un instrumento femenino hecho a base de silicona (la más común y utilizada), este se introduce dentro de la vagina y con su forma en copa, ayuda a que durante el periodo, la sangre pueda retenerse en la copa. Una vez que está llena se saca y se vacía.

En comparación de otros accesorios como las compresas femeninas o los tampones, la copa menstrual es reusable, únicamente se tiene que lavar y desinfectar correctamente antes de volverla a usar.

A pesar de que conserva una forma a simple vista incomoda y el material de silicona pudiera hacer pensar que irrita, lo cierto es que no es así, la copa no irrita la piel, incluso resulta ser mejor alternativa económica y también ayuda al medio ambiente, pues no estamos haciendo desperdicios de forma tan constante.

😱 Problemas comunes con la copa menstrual

A pesar de que esta copa menstrual tiene muchísimas ventajas y beneficios, no la exime que también resulte no ser viable para ciertas circunstancias y en eso nos enfocaremos en esta ocasión. A continuación expongo los problemas más comunes que se suelen tener a la hora de utilizar una copa menstrual o vaginal.

🔶 Puede tomarse más tiempo de lo necesario ponerla y sacarla

Como ya mencionamos, este instrumento tiene literalmente la forma de una copa y por ello introducirla y acomodarla dentro de vagina, así como sacarla de allí, puede no ser lo más sencillo del mundo ni lo más rápido, mucho menos si es tu primera vez en usarla.

Cuando es tu primera vez usando la copa es muy tedioso ponerla y sacarla y es un proceso que requiere de paciencia para hacerse correctamente, hay muchos sitios web donde se explican formas rápidas de llevar este proceso, pero si debes considerar que en cuestión de tiempo son mejores las compresas o los tampones.

🔷 Mal olor de la copa menstrual

Como la copa menstrual está hecha a base de plástico, es muy común que con el uso constante de este instrumento, se pueda adquirir un mal olor en ella. A pesar de que la cuides y la laves como es debido, el mal olor se llega a impregnar y aún más si tu menstruación es abundante y posees ph alto.

Debes saber que cuando la copa llega a adquirir un olor más fuerte de lo normal, lo más recomendable es que te deshagas de ella y consigas una nueva, porque muchas veces aunque la desinfectes y la hiervas después de que la usas, esto no llega a ser suficiente para evitar el mal olor.

🔶 Más contacto con la sangre

Si eres una mujer delicada y muy aprensiva de la sangre, tal vez la copa no es la mejor opción. Cuando usamos una copa vaginal, debemos ayudarnos de nuestros dedos para introducirla y sacarla de la vagina, esto muchas veces hace que nos ensuciemos los dedos o la mano en general.

🔷 Complicada de usar durante todo el día

Si suponemos que tendremos un día ocupado y que estaremos en la calle la mayor parte del día, es más que evidente que la copa vaginal se llenará varias veces y hay que vaciarla, esto resulta ser más complicado a lo que se ve.

Vaciar la copa y tratar de lavarla rápidamente cuando estamos en un lugar externo a nuestro hogar puede ser muy complejo, pues tan solo imagina como seria en baños públicos.

🔶 Puede producir molestias o infecciones

Cuando no se usa con la limpieza necesaria, una copa menstrual puede producir infecciones y hongos, lo más recomendable es desinfectarla constantemente y sobre todo, adquirir una que sea hipoalergénica.

🔷 Ajuste no adecuado

En varias ocasiones, la anatomía de las mujeres en muy variada porque se puede dificultar encontrar una copa que se adecue como es debido a la vagina, en el caso del útero caído o fibromas, es común que la copa vaginal no encaje.

Existen tipos y variados tamaños de copa menstrual, pero si le debes dedicar tiempo y paciencia a encontrar la que más se adecua a tu cuerpo.

🔶 No encontrar la copa

Por su pequeño tamaño, llega a ser común que la copa se pierda, pero no totalmente pues es imposible que ya no la vayamos a encontrar, sin embargo, sí da esa impresión y más cuando es tu primera vez usándola. Es común que al levantarte por las mañanas creas que se ha perdido, pero ahí sigue solo hay que buscarla bien.