Saltar al contenido
Copa Menstrual

Sequedad vaginal

Sequedad vaginal

La sequedad vaginal es un problema que puede afectar a las mujeres de cualquier edad y en cualquier momento de su ciclo menstrual, no obstante, la sequedad vaginal está estrechamente vinculada con la menopausia o con otros cambios hormonales. Pero si estás experimentando o alguna vez has experimentado este molesto e incómodo fenómeno a continuación te contamos las posibles causas y te damos algunas soluciones muy útiles para que esto deje de afectar tu día a día.

¿Qué es la sequedad vaginal?

La sequedad vaginal ocurre cuando los fluidos que produce la vagina disminuyen. La pared de la vagina produce, de manera natural, un lubricante para mantener la zona húmeda e hidratada y así la flora y el microbioma vaginal puedan mantenerse en condiciones normales evitando molestias y posibles infecciones.

Cuando este equilibrio normal se quiebra, se produce una sequedad y la zona queda sin lubricar, esto puede volver vulnerable a nuestra vagina y sobre todo que nos puede generar diversas molestias como, por ejemplo:

  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Ardor al orinar.
  • Irritación en la zona íntima.
  • Picazón.
  • Ardor.
  • Sensación de tirantez.

Si bien todos estos síntomas son benignos, es importante que si la sequedad vaginal se prolonga durante un tiempo, visites a tu ginecólogo para que pueda realizarte una evaluación.

¿Qué puede causar sequedad vaginal?

Existen muchos factores influyentes que pueden provocar sequedad vaginal, algunos de ellos son los siguientes:

  • Tomar medicamentos hormonales indicados para la endometriosis, cáncer de mama, miomas o la infertilidad.
  • La ingesta de anticonceptivos hormonales.
  • Bajo nivel de estrógenos en sangre.
  • La pre menopausia y la menopausia.
  • La diabetes.
  • Los trastornos tiroideos.

Existen otros factores influyentes para que este problema se presente de forma recurrente y es la utilización de productos íntimos perfumados, el jabón íntimo, el tabaquismo así como también la ropa interior sintética o muy ajustada.

Otra causa bastante común de la sequedad vaginal es utilizar tampones que, a diferencia de la copa menstrual, estos absorben la sangre y también absorben los fluidos vaginales, dejando la vagina muy seca y sobre todo los últimos días de menstruación donde el flujo de sangre disminuye la sequedad puede ser más intensa.

Por último, una de las principales y más comunes casusas de la sequedad vaginal es provocada por la menopausia, donde un 40% de las mujeres en edad pre menopaúsica o menopaúsica la padece con mayor intensidad ya que el nivel de estrógenos en sangre disminuye, esta es la causa más habitual.

Consejos que te ayudarán a aliviar la sequedad vaginal

Lo normal cuando sentimos las manos o el cuerpo secos es aplicar loción hidratante, pues con nuestra vagina ocurre lo mismo, si necesitamos hidratarla tenemos que utilizar hidratantes vaginales específicos y recomendados por tu médico especialista. Estos se introducen vía vaginal para que empiece a humedecer toda la zona interna y las molestias se empiecen a disipar.

También el médico especialista te puede sugerir la utilización de óvulos o cremas vaginales en el caso de que sufras de sequedad vaginal constantemente y el hidratante convencional no te haya funcionado de manera eficaz.

Si estás pensando en tener una noche de sexo y estás sufriendo de sequedad lo mejor es que optes por utilizar un lubricante ya que esto te ayudará con la hidratación de la zona y habrá más placentera la penetración evitando el dolor o hasta alguna lesión que pueda darse a causa la fricción.

¿El estrés influye en nuestro cuerpo?

Si. Recientemente se ha demostrado que el estrés en las mujeres juega un papel determinante en la lubricación adecuada de la zona vaginal. Esto ocurre ya que el estrés hace que nuestro cuerpo libere una hormona llamada cortisol y esta ingresa en nuestro torrente sanguíneo generando desequilibrios hormonales los cuales tienen un impacto directo con nuestro flujo vaginal.

Ahora que sabes esto, tienes un motivo más para llevar una vida libre de estrés si lo que quieres es tener buena salud tanto física como mental. Piensa que lo más importante es que tú te sientas bien para que así todo lo que esté a tu alrededor funcione de manera adecuada.

Y si la sequedad vaginal te trae muchos inconvenientes a la hora de mantener relaciones sexuales, recuerda que siempre hablarlo es la mejor opción, y que con un poco de lubricante y relajación la sequedad dejará de ser un problema y estarás lista para disfrutar a tope de tu sexualidad.